6.11.12

San Telmo

Regresando a los posts viajeros (para que el marido no se queje)... pues les presento a una feria en Buenos Aires que me encanta: San Telmo. 

Desde 1970 en la Plaza Dorrego se repite un ritual que se ha convertido en el corazón de un barrio que los domingos late de una manera especial. La Feria de Antigüedades de San Pedro Telmo es ya una tradición. Tuve la suerte de ir hace unos meses, y quedé fascinada. Al caminar entre los puestos y alrededor de la plaza sentí nostalgia (pero no de la triste, sino de la feliz). La feria está llena de piezas vintage -de esas con estilo eterno- y algunas antiguas que tan de moda están. Había teléfonos con cable, ropa que podría haber usado mi abuela en su adolescencia, estampillas antiguas, fonógrafos, cámaras de rollo, juguetes de la época, colecciones de monedas y billetes, lámparas y accesorios antiguos, entre otros. Me encantó. Me quería comprar todo. Tendré que regresar. 

Aquí unas fotos de lo que vió una limeña en un barrio de la capital Argentina. 



Dato: Sabían que tener uno de los 270 puestos (stands) de la Feria de San Telmo es dificilísimo? De hecho es una posibilidad que se les da a quienes cumplen con una serie de requisitos: se entra por sorteo a medida que van quedando los puesto libres y se debe disponer de mercadería anterior a los años 70'. Por otro lado, también hay requisitos para quedarse en el puesto, por ejemplo, el titular tiene que estar siempre ahí y sólo puede tener a un ayudante durante dos horas. Además, cada tres meses se realiza un sorteo para cambio del lugar que ocupa cada puesto en la plaza. Súper democrático.



No hay comentarios:

Publicar un comentario